1

Editorial, Torre Mayor.

 

Torre Mayor no sólo es el proyecto finisecular del cambio de siglo mexicano, proyecta hacia el futuro inmediato, la entrada de nuestro país a la globalización y a la conformación de un territorio global de América del Norte, para el ejercicio de las disciplinas del desarrollo inmobiliario, la planeación urbana, la arquitectura y las ingenierías, como una plataforma que eleva los estándares del Mercado en México, a partir de la experiencia de 41 años de Reichmann International en el desarrollo de grandes centros corporativos de negocios alrededor del mundo, propiciando, en el caso de la Ciudad de México, en conjunto con diez proyectos más, el desarrollo del corredor Reforma-Alameda-Centro Histórico que promueve la actual administración del gobierno de la Ciudad.

Torre Mayor significa la omnipresencia de un mundo global, e inicia un nuevo ciclo para la consecución de una civilización unitaria, al que el medio profesional debe estar muy atento, el ciclo anterior fue marcado de manera preponderante por el conjunto corporativo y residencial "Del Bosque" de Metropolis, Hines e Ideurban, que contrataron a César Pelli para realizar uno de sus primeros proyectos en Latinoamérica, el desarrollo residencial y de oficinas que se levanta en medio del bosque de Chapultepec, que junto con otros 75 proyectos más, significaron el mayor auge de la inversión en la Ciudad con 6,200 millones de dólares en el sexenio 1988-1994, según Jorge Gamboa de Buen; en ese entonces escribimos que cada vez sería más frecuente la incursión de firmas norteamericanas en el medio inmobiliario mexicano, así como en el inicio del siglo XX, durante el porfiriato la intervención de arquitectos europeos era muy importante, la crisis mexicana de 1994-1995, frenaría parcialmente esta tendencia.

Torre Mayor utiliza los más altos estándares en el diseño estructural y la construcción sismorresistente de acero y concreto, con la inclusión de disipadores de la energía del sismo a través de amortiguadores que limitan el movimiento del edificio; eleva los estándares de la integración de todos los sistemas de instalaciones en el edificio, incluyendo la seguridad y la redundancia en sus sistemas eléctricos.

En la Entrega del Premio IMEI, al edificio inteligente, tanto Rick Ricker, Director General de Reichmann México, quien por respeto se esforzó por hablar en español, como Arturo Aispuro Coronel, Vicepresidente de Desarrollo de Reichmann, terminaron sus discursos, con la sentencia "Torre mayor es una obra inmobiliaria de clase mundial para una Ciudad de Clase Mundial", si la Ciudad de México en su conjunto no lo es, y es el territorio donde se expresan las grandes desigualdades económicas y sociales, no sabemos si el mundo de la civilización globalizada la empujará a serlo, podrá ser positivo, siempre y cuando los mexicanos estemos conscientes de la profundidad de nuestra cultura mesoamericana, Reichmann significa la globalización, pero también la cultura y la tradición milenaria de su Presidente y Propietario.

 

Los Editores.

 

www.adhocmexico.com.mx